Yaacov

Yaacov

Los legados que dejo Yaacov Biografia de Yaacov Mi gmail
Jacob es uno de los patriarcas en la Biblia. Su historia es contada en el Libro del Génesis. en hebreo: יַעֲקֹב, Ya'akov, ‘sostenido por el talón’ en árabe يعقوب, Yaʿqūb Luego conocido como en hebreo: יִשְׂרָאֵל, Israel, ‘el que pelea junto al Dios El’ en árabe اسرائيل, Isrāʾīl. Yavé continuamente declaró su amor por Jacob: «... yo amé a Jacob, y odié a Esaú...»1 . Cuenta el relato que Jacob compró la primogenitura de su hermano Esaú por un plato de lentejas2 . A su esposa, Raquel, la obtuvo de su tío Labán a cambio de catorce años de trabajo: después de los siete primeros Labán lo engañó, entregándole a su hija Lea. Después de una semana le entregó a su hija Raquel a cambio de otros siete años.3 Dios renombró a Jacob como Israel4 tiempo después que este protagonizara una lucha contra un ángel5 , y en su momento llegaría a ser el padre de los israelitas.6 Según la tradición, Jacob probablemente nació en Lahai-roi, unos veinte años después del matrimonio entre Isaac y Rebeca,7 cuando para ese tiempo su padre tenía 60 años de edad8 , y su abuelo Abraham, 160 años. Al igual que su padre, Jacob era de disposición tranquila, porque, según el relato, él era un ish tam, un hombre sencillo y puro. También dice que yacía «en la tienda», lo cual podría ser una señal de que era además estudioso. Era el segundo nacido de los hijos mellizos de Isaac y Rebeca. Durante el embarazo, los niños luchaban dentro de ella9 . Cuando Rebeca le consultó a Dios el porqué de la lucha, recibió el mensaje de parte de Él, que dos naciones, muy distintas entre ellas, estaban formándose en su vientre, y que el mayor serviría al menor.10 Rebeca siempre recordó estas palabras. De hecho, ella siempre favoreció a Jacob. Entretanto, su padre, Isaac, siempre favoreció a Esaú, el otro hijo mellizo, quien era un hombre de campo y un gran cazador.

Jacob tuvo doce hijos. De su primera esposa Lea tuvo a Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón. También tuvo a su única hija Dinah. De Bilha, sierva de Raquel, tuvo a Dan y Neftalí. De Zilpa, sierva de Lea, tuvo a Gad y Aser. Por último, de su esposa favorita, Raquel, tuvo a José y Benjamín. Estos comprendían las doce tribus de Israel. Sin embargo, con Leví y José el asunto fue más complicado. Los descendientes de Leví, llamados levitas, fueron sacerdotes, y por lo tanto, no tenían tierras («El Señor es el lote de mi heredad, me encanta mi parte»). Con el fin de hacer que el número de tribus fueran doce, ya que no se mencionaba a Leví, y no existía Tribu de José, se nombraron a los hijos de este último, que tuvo en Egipto con Asenat, como sustitutos: Efraím y Manasés.